viernes, 18 de mayo de 2018

CONSEJO

Hola chic@s hoy os traigo otro consejo



SIMILITUDES DE ALIMENTOS CON LOS ÓRGANOS DEL CUERPO HUMANO QUE FAVORECE

QUESO – HUESOS 
Un buen queso holey, como Emmenthal, no solo es bueno para tus huesos, incluso se parece a su estructura interna. 
Y como la mayoría de los quesos, es una fuente rica en calcio, un ingrediente vital para fortalecer los huesos y reducir el riesgo de osteoporosis más adelante en la vida. Junto con otro mineral llamado fosfato, proporciona la fuerza principal en los huesos pero también ayuda a "fortalecer" los músculos.
Obtener suficiente calcio en la dieta durante la infancia es crucial para tener huesos fuertes.
Un estudio en la Universidad de Columbia en Nueva York mostró que los adolescentes que aumentaron la ingesta de calcio de 800 mg por día a 1200 mg, equivalentes a dos rebanadas adicionales de queso cheddar, aumentaron su densidad ósea en un seis por ciento.

martes, 15 de mayo de 2018

CONSEJO


              Hola aqui os traigo otro consejo saludables




LEYENDAS DE LA COCINA: MITOS DE LA ALIMENTACIÓN.

Un mito alimentario no tiene base científica y puede ser perjudicial para la sal
Un mito alimentario es una afirmación que reúne los siguientes ingredientes: es conocido por la población en general, no tiene base científica, afirma lo contrario de lo que en realidad es y puede ser perjudicial para la salud o, en el mejor de los casos, no tener efecto alguno. Los mitos alimentarios son muchos y variados. A continuación, se enumeran los que más pueden perjudicar a la dieta.
1. La controvertida leche

MITOS:
1- Solo deberían tomar leche los lactantes, como el resto de los mamíferos.

2- La leche siempre ha de ser desnatada porque la grasa saturada es mala.

3- La leche de soja es mejor que la leche de vaca.

LA REALIDAD:
La leche de vaca contiene lactosa, que requiere de la enzima lactasa para ser digerida. Con el tiempo, es posible dejar de fabricar esta enzima. Si es así, se sabrá porque la leche resultará indigesta y se deberá sustituir por yogur o queso fresco. Si se tolera la leche, no hay motivo para dejar de consumirla.

La leche es un alimento muy completo y la principal fuente de calcio en la dieta. Su contenido de agua es del 88% y solo un 2% corresponde a las grasas saturadas. Eso quiere decir que, en cualquier caso, sería más recomendable restringir los quesos y la mantequilla, donde se concentra más la grasa.

La leche de soja, aunque se denomine leche, no es una fuente de calcio y vitamina D, como lo es la de vaca. Y estos son nutrientes esenciales para conservar sanos los huesos y los dientes.

Las recomendaciones de lácteos más altas (un litro de leche al día) se aconsejan durante el embarazo, la lactancia y la adolescencia. Los niños deben tomar tres vasos al día y los adultos, dos. Un vaso de leche puede sustituirse por dos yogures y, en este caso, el calcio se absorberá incluso mejor, por la transformación de la lactosa en ácido láctico

CONSEJOS



Hola chic@s hoy os traigo otro consejo saludables



PARA HACER MÁS SALUDABLES TUS RECETAS.

Adereza sin calorías

Para añadir más sabor a tus comidas, opta por aderezos sin calorías como las hierbas y especias en lugar de salsas y aderezos comerciales.

domingo, 13 de mayo de 2018

CONSEJOS


Hola chic@s hoy os traigo otro consejo saludables, espero que os guste




LO QUE DEBES SABER DE LOS PRODUCTOS LIGHT.

Los productos light o pobres en azúcares o grasas no siempre tienen pocas calorías y pueden desequilibrar nuestra alimentación.
El espectacular aumento en las ventas de productos bajos en calorías, azúcares o grasas no se ha acompañado de una disminución en las tasas de obesidad o en una reducción de la ingesta de calorías de la población. Conviene preguntarse, por tanto, cómo nos influyen las declaraciones de salud "light" o "bajo en grasas o azúcares". ¿Conciencian sobre aspectos dietético-nutricionales o generan la ilusión de que son alimentos "que adelgazan"? ¿Incrementan la calidad dietética o promueven el sobreconsumo de alimentos insaludables? ¿Informan o, más bien, aumentan la confusión de los consumidores? El presente artículo analiza estas cuestiones.

Según la legislación vigente, un alimento puede publicitarse como "light" o "ligero" si el fabricante ha reducido en un 30% su aporte calórico, siempre que se indique la característica que hace que el producto sea "light". Pero que un alimento sea "light" no significa que no tenga calorías. Puede seguir aportando una notable cantidad de energía, como es el caso de quesos, mayonesas o margarinas "light".

Por otra parte, cuando se indica que se ha reducido el contenido en azúcares o grasas, también debe disminuir en un 30% la cantidad de azúcar o de grasa. No obstante, un alimento al que se le ha reducido el contenido en grasa puede haber sufrido un incremento en el contenido en azúcares, y viceversa, por lo que su aporte energético no siempre será menor.

En ambos casos, tanto en el alimento "light" como en el alimento al que se han reducido sus grasas o sus azúcares, es posible que se esté frente a productos con grandes cantidades de sal. Para comprobar si es así, es preciso saber que se considera que un alimento tiene "mucha sal" cuando contiene 1,25 gramos de sal, o más, por cada 100 gramos de alimento, y que tiene "poca sal" (es la situación idónea) cuando aporta 0,25 gramos (o menos) de sal por cada 100 gramos de alimento.

Pero el verdadero problema no es tanto la sal, sino cómo puede cambiar el comportamiento alimentario de la persona cuando adquiere los productos que contienen eslóganes como "light", "bajo en grasas" o similares, tal y como se amplía a continuación.

Contenido reducido en azúcares... ¿También en energía?

No se debe confundir las declaraciones "bajo contenido en azúcares" o "sin azúcares" con la declaración "contenido reducido en azúcares". Mientras que en las dos primeras se está ante productos con cantidades bajas de azúcares, esta última detalla que se ha reducido la cantidad de azúcar en un 30% (o más) en relación a un producto similar. Por tanto, si el "producto similar" tenía una notable cantidad de azúcar (por ejemplo, una mermelada), es posible que las calorías no hayan disminuido de forma considerable.

No siempre que un alimento tiene pocos azúcares aporta pocas calorías, pues es posible que su contenido en grasas sea importante
Sea como fuere, no siempre que un alimento tiene pocos azúcares aporta pocas calorías, porque es posible que su contenido en grasas sea importante. Es recomendable, por tanto, revisar la etiqueta del producto y comprobar su aporte calórico. Una pista que puede ser de utilidad es revisar si el montante de calorías es inferior a 225 kilocalorías por 100 gramos. Se trata de una cifra a partir de la cual la capacidad de promover la obesidad por parte de alimentos procesados es notoria, según indicó en 2007 el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer.

Una declaración de salud que también puede ser desconcertante, aunque cumpla a la perfección la legislación vigente, es la siguiente: "sin azúcares añadidos". En este caso, la confusión se puede producir por la existencia de productos en cuya elaboración se generan azúcares en grandes cantidades, como es el caso de ciertos cereales para bebés.

jueves, 10 de mayo de 2018

CONSEJOS


Hola chic@s hoy os traigo otro consejo espero que os guste. Besoss






INGENIOSAS MANERAS DE UTILIZAR LA BANDEJA DE CUBITOS DE HIELO.

Bocaditos de tarta de queso con chocolate. Ahora tenéis la excusa perfecta para comeros 10 porque son minis.

Para llevar a cabo estos bocaditos necesitaréis:
Para la tarta de queso
– 1/4 Copa natural sin grasa yogur griego
– 1/4 taza de crema ligera de queso
– 4 paquetes Stevia
– 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Para el chocolate
– 1 taza de aceite de coco virgen
– 1/2 taza de cacao natural
– 6-8 paquetes de Stevia

Mezcla bien los ingredientes del pastel de queso con un procesador de alimentos y dejar apartado. En un tazón del procesador mezclar ingredientes cobertura de chocolate. Después, rocía la bandeja de cubitos de hielo con un poco de aceite saludable. Con una cuchara vierte el chocolate en cada molde de los cubitos de hielo. Cubre el fondo y los lados de cada molde con una cuchara y después llena cada molde con la masa de tarta de queso. Cúbrelo después con chocolate. Mete los bocaditos durante un par de horas en el congelador y listo.

miércoles, 9 de mayo de 2018

CONSEJO

Hola chic@s aqui os traigo otro consejo.Besoss




INGENIOSAS MANERAS DE UTILIZAR LA BANDEJA DE CUBITOS DE HIELO.

Cubitos de comida para bebé

Los alimentos para bebés pueden ser realmente caros y además tienen un montón de conservantes.

Por eso es mejor que lo hagamos nosotros mismos, congelándolo y descongelándolo según lo vayamos necesitando.

lunes, 7 de mayo de 2018

CONSEJOS






PARA HACER MÁS SALUDABLES TUS RECETAS.
Conserva los nutrientes
Para conservar la mayor parte de los nutrientes en los alimentos, lo mejor es comerlos crudos. Y si tienes que cocinarlos opta por saltearlos brevemente o cocinarlos al vapor antes que hervirlos, freírlos u hornearlos